Consejos para la fotografía con modelos (Primera Parte)

En un momento que me toco hablar a estudiantes de fotografía sobre el trabajo con modelos y el retrato en general elaboré una lista de consejos a tener en cuenta partiendo de algunos materiales que encontré y contrastando con mi propia experiencia. Aquí están:

1 – Hacerle saber tus expectativas.

Hazle saber con claridad lo que se espera de ella/el y hasta donde queremos llegar si es posible mantén un encuentro previo y coméntale estas cosas.

2 – La conversación ayuda.

Habla como si nada de cualquier cosa o centra la conversación en el modelo, a fin de conocerlo y procurar ademas que se distancie de la situación.

3 – Mantén el contacto visual.

Siempre que no estemos mirando por el visor debemos mirar al modelo. También podemos comunicarnos con gestos si es preciso.

3 – Es bueno alentar su confianza.

No debemos ser cortos en halagos: que guapa estás, que bien lo haces, que vestido mas bonito, que bien te queda. A esto nadie se resiste y hará que se sienta segura de lo que hace.

4 – Aconsejadle en lugar de criticarle.

Si está demasiado rígido se le hará una foto y después se le pedirá que cambie de pose. Nunca recrimines ninguna actitud negativa y mucho menos su inexperiencia.

5 – Procúrate un ambiente cómodo y agradable.

Limpio, ordenado, ventilado, con una temperatura agradable, y de ser posible con música. Eso en caso de que trabajes en estudio ya que en exteriores es otra historia.

6 – Esmérate con tu actitud.

Debemos mostrarnos relajados y seguros de lo que hacemos para procurarle confianza al modelo (no podemos parecer unos ineptos intentándolo por primera vez). Las bromas y las situaciones que provocan risas contribuyen a mejoras la sesión significativamente.

7 – Muéstrele buenos resultados en la cámara.

Una vez que el modelo vea que todo va saliendo bien, se sentirá involucrado y querrá hacerlo aun mejor. Pero no conviene abusar de esto porque rompe el ritmo la sección.

8 – Nada de prisas.

Cada cosa requiere su tiempo. No intentes hacer que la modelo adopte un ritmo superior al suyo propio. Aunque a veces imprimir velocidad y ritmo da buenos resultados.

9 – Tendrás que sugerir poses (sobre todo si carecen de experiencia).

A algunas personas se les debe indicar la postura idónea, lo que deben hacer con las manos y hacia donde mirar. A veces puede ser algo tan simple como recordarles como estaban antes de tomar la fotografía.

10 – También puedes dejar que vayan haciendo.

Hay personas que es mejor dejarlas ir a su aire, se bloquearían y se quedarían rígidas si intentásemos decirles lo que deben hacer. Lo mejor es dejarles que se coloquen con naturalidad e intentar sacar partido de sus gestos y poses cotidianas.

11 – Pero ve con cuidado no te pases con las poses.

Es necesario evitar poses o expresiones antinaturales o que parezcan forzadas, habrá que tener cuidado cuando se lo pidamos a una modelo no profesional. Busque la que proporcione lo mejor del modelo, pero nunca le pida adoptar una en la que se sienta incómodo, porque se le verá tenso en la fotografía.

11 – No es necesario que sonría.

Sobre todo cuando no tienen experiencia, nos conviene recordárselo. Podemos explicarle que en la mayoría de los casos cuando lo hacen los ojos no acompañan al rostro adoptando este una aptitud antinatural.

12 – No debemos olvidarnos de la ropa.

Necesariamente tenemos que conocer del tema porque nos van ha preguntar. Hay que saber que le sienta mejor a cada persona, debemos aconsejarle que la ropa debe revelar las formas en vez de distorsionarlas.

13 – Y saber de maquillaje claro.

Sobre todo cosas elementales como que los brillos no nos ayudan. En dependencia de las condiciones de iluminación será necesario uno u otro tipo de maquillaje.

14 – Conoce rápidamente a quien tienes delate.

Sabrás lo que puedes pedir y asta donde llegar con una modelo. Las personas extrovertidas y desinhibidas se pueden sentir complacidas mirando directamente al objetivo, y se le puede pedir mucho. En cambio si hay timidez, costara mas que miren a la cámara con naturalidad. En ese caso pídale que mire a un lado por un instante y luego vuelva a mirar a cámara, capte ese momento.

15 – Aprovecha la distracción del modelo.

Debemos estar atentos a las oportunidades fotográficas y los descuidos del modelo. Si mantenemos una conversación centrada en él, es muy fácil captar expresiones muy naturales y espontáneas.

Un texto rescatado de mi antiguo blog: rogelioelfotografo.wordpress.com

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>